El auge de los créditos rápidos

En los últimos años el número de créditos rápidos tramitados se ha elevado exponencialmente motivado basado en dos razones:

1. La rapidez en su aprobación por parte de las entidades crediticias

2. Por la falta de requisitos a tener que cumplir para que sean concedidos los préstamos.

El crédito urgente se caracteriza porque muchos de ellos son concedidos en menos de 10 minutos incluido la transferencia del dinero a la cuenta bancaria indicada. Todo ello está basado en una tramitación online que impregna de rapidez y eficacia las acciones financieras.

Los formularios de solicitud de créditos en 10 minutos son muy sencillos de rellenar, básicamente solicitan: nombre y apellidos, cantidad que se solicita, plazo de devolución, teléfono móvil y cuenta de correo electrónico para las posibles comunicaciones, y por supuesto el número de cuenta bancaria para hacer la trasferencia del dinero una vez se apruebe el préstamo urgente.

Los créditos rápidos cuentan con la gran ventaja que para su concesión no precisan ni nómina ni aval, ni siquiera justificantes de ingresos regulares o de estar cobrando una pensión por parte del Estado.

Existiendo empresas financieras que incluso conceden préstamos a personas inscritas en listados de morosos como la de ASNEF ó RAI (organizamos cuyos miembros se componen de bancos, empresas financieras, compañías de seguros, concesionarios de automóviles y cualquier empresa que venda sus productos de forma financiada y aplazada)

Tanto las cantidades de dinero prestadas como los plazos de devolución se caracterizan por su pequeña dimensión: El importe oscila entre los 300 euros y los 800 euros, y el plazo de devolución ronda los 30 días antes de incurrir en penalizaciones por demora en el reintegro de la cantidad prestada y los intereses u honorarios pactados.

En los últimos tiempos se está implantando en internet herramientas que facilitan las búsquedas del mejor crédito como son los comparadores de créditos que analizan comparan y valoran el mejor préstamo urgente tal y como muestra este video de youtube de comparador de préstamos rápidos.

En definitiva, ante imprevistos o gastos urgentes de dinero, podemos en caso de no disponer del dinero, recurrir a esta forma de financiación rápida o urgente que nos permitirá afrontar situaciones como la vuelta al cole, el pago de una multa de tráfico o el arreglo de un electrodoméstico.

El boom de los créditos rápidos en España

?¿Necesitas dinero ya? ¡En menos de 24 horas puedes conseguirlo!? esta es una de las frases publicitarias que utilizan las entidades financieras que se dedican a conceder créditos al consumo ?express?. Los préstamos rápidos tuvieron su auge en los últimos tres años, sin embargo, en estos momentos, la perspectiva que se tiene de los mismos, es similar a la de las hipotecas subprime (dato: estas hipotecas también son conocidas como ?hipotecas basura? y fueron concedidas a particulares que deseaban comprar una propiedad.

El prestatario se caracteriza por poseer condiciones fuera de lo que un banco ?normal? aceptaría, ya sea porque aún no posee un trabajo estable o porque sus ingresos no son demostrables mediante recibos, entre otras circunstancias? atributos por los cuales los prestatarios no pueden acceder a los avales bancarios. Si bien a priori, el acuerdo parece muy conveniente para ambas partes, el inconveniente surge con el incremento de los intereses y la consecuente morosidad.).

A través de los créditos rápidos, una persona que cumpla con algunos requisitos muy elementales puede obtener hasta un promedio de 6000 euros en menos de 24 horas. Por lo general la TAE se aproxima al 20% en este tipo de préstamos, sin embargo, ésta no parece ser una barrera para su contratación, lo cual se evidencia en el gran crecimiento que han tenido este tipo de préstamos en los últimos años. Se estima que el número de créditos para el consumo, entre los que se incluyen los préstamos rápidos, casi se ha duplicado en el transcurso de los últimos 6 años.

Es importante destacar que la mayor parte de las entidades financieras que conceden créditos rápidos están supervisadas por el Banco de España, pero también existe un gran número de empresas que no cuentan con ningún tipo de supervisión. Por este motivo, y con el propósito de transmitir seguridad a sus clientes, las entidades que operan a través de Internet, han aclarado en sus sitios web que cuentan con el respaldo del Banco de España.

Algunas de las características más llamativas de los préstamos rápidos son la agilidad con la que son concedidos y la libertad que posee el solicitante en la utilización del dinero, quien no tiene la obligación de justificar para qué se utilizarán los fondos. Esta caracterización, hace que los préstamos express sean considerados como una alternativa para cubrir gastos inesperados, afrontar problemas de liquidez o simplemente, para financiar un ?antojo? del solicitante.

La cultura financiera de muchos hogares, marca una acentuada reticencia a disminuir sus niveles de consumo, razón por la cual muchas veces optan por solicitar un crédito express, a pesar de incurrir en nuevas y mayores deudas. Para solicitar un préstamo de estas características, las entidades financieras por lo general solicitan una fotocopia del DNI, el último recibo o nómina y el número de cuenta corriente en la cual estará el préstamo. Las mayores diferencias entre los préstamos de consumo convencionales y los préstamos express se encuentran por un lado en el tipo de interés, el cual en el primer caso es inferior a la mitad y por el otro en las gestiones administrativas que se deben realizar, las cuales son más ágiles en el caso de los préstamos express.

¿Cómo impactan las tarjetas de crédito en la sociedad?

En toda sociedad desarrollada se ha sabido de profundas crisis económicas provocadas por los sistemas económicos y financieros que se desenvuelven dentro de ellas. La opinión pública, los deportes, la cultura, la política, el arte y la prensa influyen y al mismo tiempo se ven afectadas por los sistemas económicos imperantes.

Los sistemas e instrumentos financieros a disposición de las personas y empresas se vuelven cada vez más sofisticados adaptándose a las necesidades del mercado, al mismo tiempo que los individuos requieren de mejores servicios y productos. Las tarjetas de crédito han resultado ser en ese sentido una innovación pocas veces vista. Desde que se las inventó han resultado protagonistas esenciales en la economía mundial.

Impacto de las tarjetas de crédito en la sociedad

 

Desde hace unos años es casi imposible imaginarse una vida sin tarjetas de crédito. Han venido a reemplazar el uso del dinero en efectivo, y más precisamente al uso de los cheques. Se cuentan por millones las personas dependientes de ellas para mantener el estilo de vida, razón por la cual se encuentran endeudados permanentemente. Muchas cosas no pueden ser compradas si no es mediante la financiación por medio de tarjetas de crédito, el mejor ejemplo: comprar bienes o servicios mediante Internet.

Que dudas quedan a estas alturas que las tarjetas de crédito han influido fuertemente en el hábito de las personas y todo indica que lo seguirán haciendo por mucho tiempo más.

En España, las tarjetas de crédito se convirtieron en una de las amenazas que más preocupa al sistema económico. Según estimaciones al respecto, la cantidad de tarjetas de crédito circulantes lleguen a cifras récord. Solamente, en la Comunidad de Madrid se calculan 10 millones de tarjetas de crédito circulando.

Estos últimos meses, como consecuencia de la crisis económica, se ha visto estimulado el uso de las tarjetas de crédito como el principal medio para pequeñas compras, lo que lleva a las entidades financieras a preocuparse por el incremento de la morosidad en el sistema, motivo que los ha llevado recurrir a empresas especialistas en la gestión de morosos.

La crisis afectó y sigue afectando a gran número de usuarios, y ante la falta de efectivo, recurrieron a usar un 25% más sus tarjetas de crédito. Con este cambio de hábitos en el modo de pagar de los consumidores se prevén consecuencias graves en un futuro no muy lejano, como sería la imposibilidad de hacer frente a los intereses que fijan las entidades financieras, lo que llevaría a las familias a tener que recurrir a la reunificación de deudas debido al aumento de los gastos e intereses financieros.

La actual crisis está produciendo en las familias un cambio de importancia en la economía familiar, antes se tenían a las tarjetas de crédito solamente para emergencias, hoy en día se las comienza a usar para gastos mínimos.

¿Cómo combatir la morosidad empresarial sin liquidez?

La morosidad es la mayor causa de asfixia para las pymes y autónomos ante la falta de liquidez y la consabida restricción crediticia. ¿Cómo voy a pagar si no tengo liquidez y si, al mismo tiempo, a mí tampoco me pagan? Al final, la morosidad es un círculo vicioso que le legislación, a pesar de sus numerosos ajustes, no ha atinado a resolver de forma real, porque el problema es que sigue habiendo falta de liquidez.

Mientras, las empresas van acumulando facturas impagadas dentro de este círculo vicioso, empeorando sus balances y complicando más si cabe por este motivo cualquier mínima posibilidad de acceso a financiación crediticia.

¿Qué pueden hacer entonces las empresas, especialmente las pymes, y los autónomos para intentar levantar cabeza y sanear sus balances sin tener que tirar de una liquidez que no tienen? Una fórmula interesante, en este sentido, es la compensación de deuda, un sistema que tradicionalmente se ha venido utilizando para promover la cancelación de las deudas entre dos empresas que se deben dinero mutuamente.

Una fórmula, sin duda, útil pero que a estas alturas, dadas las necesidades, puede ser un tanto limitada. Y aquí es donde entra un concepto más novedoso: la compensación multilateral de deudas, para extender esta posibilidad más allá de dos empresas que son acreedoras y deudoras al mismo tiempo.

La compensación multilateral de deudas

La compensación multilateral de deuda funciona a partir de detectar distintas cadenas de deuda de más de dos empresas para intentar maximizar los resultados y, con ello, conseguir cancelar un mayor volumen de impagos. Para ello, la plataforma Deudae ha desarrollado un sistema que pretende convertirse en una solución financiera que realmente permita combatir con garantías y efectividad la morosidad empresarial.

Compensación de deudas

 

El procedimiento sería el siguiente: una empresa se da de alta en la plataforma de forma gratuita y registra tanto las facturas que tiene pendientes de pago como las que a su vez le deben. Dicha información se trata de forma totalmente confidencial y los datos en ningún caso quedan expuestos en público.

Con toda la información recabada y con la ayuda de un algoritmo desarrollado por el departamento de Matemáticas de la UNED,  Deudae va cruzando todos los datos para poder detectar todas las posibles cadenas de deuda existentes y tramitar las correspondientes compensaciones, de forma que las posibilidades de cancelaciones de deudas aumentan considerablemente al entrar, de una vez, más empresas en la ecuación.

Se trata así de una solución financiera interesante para combatir el problema de la morosidad en todos aquellos casos en que realmente existe buena voluntad y no se paga porque realmente no se puede pagar y porque al mismo tiempo tienen cobros pendientes. Y en todo caso sin que se tenga que hacer directamente ningún intercambio de dinero.

De momento, este sistema funciona con empresas del sector privado, pero en una siguiente fase, en la que Deudae está actualmente trabajando, el objetivo es implicar a la Administración pública dentro de la ecuación, un factor altamente interesante ya que precisamente la Administración es, de un tiempo a esta parte, uno de los principales agentes deudores.

Las malas inversiones

Cuando tratamos de invertir en algún negocio, sin tener los estudios ni conocimientos necesarios para ello, podemos caer en una mala inversión y solo tendremos la perdida de nuestro dinero.

Las malas inversiones

No tratemos de ser los mejores en las inversiones, para ello están las personas que pueden aconsejarte como hacerlo. E incluso puedes realizar cursos de economía para que manejes tus negocios.

Recuerda que el dinero no tiene amigos, no inviertas en cosas que no sabes y si inviertes, asegúrate con un experto y comunícalo con tus abogados.