El boom de los créditos rápidos en España

?¿Necesitas dinero ya? ¡En menos de 24 horas puedes conseguirlo!? esta es una de las frases publicitarias que utilizan las entidades financieras que se dedican a conceder créditos al consumo ?express?. Los préstamos rápidos tuvieron su auge en los últimos tres años, sin embargo, en estos momentos, la perspectiva que se tiene de los mismos, es similar a la de las hipotecas subprime (dato: estas hipotecas también son conocidas como ?hipotecas basura? y fueron concedidas a particulares que deseaban comprar una propiedad.

El prestatario se caracteriza por poseer condiciones fuera de lo que un banco ?normal? aceptaría, ya sea porque aún no posee un trabajo estable o porque sus ingresos no son demostrables mediante recibos, entre otras circunstancias? atributos por los cuales los prestatarios no pueden acceder a los avales bancarios. Si bien a priori, el acuerdo parece muy conveniente para ambas partes, el inconveniente surge con el incremento de los intereses y la consecuente morosidad.).

A través de los créditos rápidos, una persona que cumpla con algunos requisitos muy elementales puede obtener hasta un promedio de 6000 euros en menos de 24 horas. Por lo general la TAE se aproxima al 20% en este tipo de préstamos, sin embargo, ésta no parece ser una barrera para su contratación, lo cual se evidencia en el gran crecimiento que han tenido este tipo de préstamos en los últimos años. Se estima que el número de créditos para el consumo, entre los que se incluyen los préstamos rápidos, casi se ha duplicado en el transcurso de los últimos 6 años.

Es importante destacar que la mayor parte de las entidades financieras que conceden créditos rápidos están supervisadas por el Banco de España, pero también existe un gran número de empresas que no cuentan con ningún tipo de supervisión. Por este motivo, y con el propósito de transmitir seguridad a sus clientes, las entidades que operan a través de Internet, han aclarado en sus sitios web que cuentan con el respaldo del Banco de España.

Algunas de las características más llamativas de los préstamos rápidos son la agilidad con la que son concedidos y la libertad que posee el solicitante en la utilización del dinero, quien no tiene la obligación de justificar para qué se utilizarán los fondos. Esta caracterización, hace que los préstamos express sean considerados como una alternativa para cubrir gastos inesperados, afrontar problemas de liquidez o simplemente, para financiar un ?antojo? del solicitante.

La cultura financiera de muchos hogares, marca una acentuada reticencia a disminuir sus niveles de consumo, razón por la cual muchas veces optan por solicitar un crédito express, a pesar de incurrir en nuevas y mayores deudas. Para solicitar un préstamo de estas características, las entidades financieras por lo general solicitan una fotocopia del DNI, el último recibo o nómina y el número de cuenta corriente en la cual estará el préstamo. Las mayores diferencias entre los préstamos de consumo convencionales y los préstamos express se encuentran por un lado en el tipo de interés, el cual en el primer caso es inferior a la mitad y por el otro en las gestiones administrativas que se deben realizar, las cuales son más ágiles en el caso de los préstamos express.

ESCRIBE UN COMENTARIO